Posteado por: shanti | 17/07/2009

El eclipse más largo en los últimos 2000 años – 22 de Julio

eclipse_lunar

Eclipse total de Sol, miercoles 22 de Julio

Su duración total será de 6 minutos y 39 segundos, será el eclipse mas largo de los últimos 2000 años y habrá que esperar hasta el 13 de Junio del 2132 para superar esa marca.
El eclipse empezará sobre las 08:00 horas de la mañana (hora de Beijing), y el periodo de oscuridad total se prolongará hasta seis minutos, dijo el director del Buró de Ciencias Básicas de la Academia China de Ciencias, Li Ding, en una rueda de prensa organizada en la capital china.

Solar_eclipse_animate_(2009-Jul-22)
Durante el eclipse, que Ding describió como “el más importante y espectacular de este tipo en este siglo”, los científicos chinos estudiarán la corona y las cromosferas del Sol, así como las variaciones de gravedad de los planetas dentro del Sistema Solar.
Un eclipse solar total se produce cuando el Sol entra en el cono de sombra proyectado por la Luna, alinéandose con ésta y con la Tierra.

Quienes lo observen desde la Tierra, que deberán protegerse los ojos, verán el disco extremadamente brillante del Sol reemplazado por la silueta oscura de la Luna, rodeada por una corona mucho más débil.
El recorrido de la sombra umbral de la Luna empezará en India, y pasará por Nepal, Bangladesh, Bután y Myanmar antes de cubrir la parte meridional de Tíbet, el centro de la provincia de Sichuan, la parte septentrional de Hubei, las provincias de Hunan, Anhui y Jiangsu, el norte de la provincia de Zhejiang y la municipalidad de Shanghai.
Al salir de China, la sombra se dirigirá al sudeste a través del Océano Pacífico.
Además, se podrá ver un eclipse parcial en la mayor parte del este de Asia, Indonesia y el Pacífico.

El eclipse en los medios

China transmitirá en directo por televisión, para su audiencia nacional e internacional, el eclipse total de Sol del próximo día 22 de julio, que podrá ser contemplado desde parte de la franja central de su territorio como uno de los mejores puntos para su observación desde tierra firme.

“El país reproducirá el eclipse más largo del siglo XXI a través de la televisión, de internet e incluso teléfonos móviles”, aseguró la entidad que reúne a los observatorios astronómicos del país bajo la Academia China de las Ciencias.

Podras seguir en vivo el eclipse del 22 de Julio desde esta pagina


Cómo nos afectan los eclipses?

El viento solar baña la Tierra constantemente con una fuerza de penetración tal que no hay material que se resista a ser traspasado por los neutrinos, ni siguiera la roca. Los neutrinos atraviesan la Tierra de parte a parte, a través de nuestros cuerpos o de las montañas.

La Luna, al interponerse en el camino del viento solar cambia las fuerzas electromagnéticas que nos envuelven, lo que supone, a su vez, alteraciones en la conducta animal y humana.

Irritabilidad, trastornos del sueño, trastornos de la digestión o cambios en las costumbres alimenticias, agitación interior y reacciones desmedidas pueden manifestarse en nuestra conducta cuando se produce un eclipse. Nuestros niveles intelectuales, físicos y emocionales deben hacer un esfuerzo para adaptarse a estas influencias que, sin llegar a tener la fuerza de un cambio de estación, provocan pequeñas mareas biológicas.

Además, en cada caso particular la influencia del eclipse dependerá del planeta o del punto del Zodíaco que nos active. Por ejemplo, si el eclipse se sitúa sobre el planeta Marte en la carta astral de una persona ésta podrá estar más irritable, tener una caída de energía o ver mermadas sus capacidades para la toma de decisiones. Sexualmente puede estar en baja forma.

Debería replantearse qué falla en su energía y cómo puede recuperarla. También sería bueno reflexionar sobre la forma en que expresa su enojo o su agresividad.

En cambio, si el eclipse se forma sobre Saturno es probable que la persona sienta amenazada su posición social o profesional, que atraviese días depresivos o con algunos miedos. La relación con los padres también será otro de los puntos a revisar. En cuanto al físico, los huesos podrían estar más sensibles durante el tiempo de vigencia del eclipse.

Habitualmente se considera que los eclipses tienen un largo periodo de influencia. Algunos astrólogos hablan de años. Personalmente considero esta opinión equivocada. Aunque, como mínimo suele admitirse que sus influjos son notorios aproximadamente desde medio año antes a medio después, es decir, el tiempo que suele haber entre un eclipse y otro.

Creencias y temores en relación a los eclipses

El nombre mismo de los eclipses en casi todas las lenguas indígenas de México revela la creencia de que algo o algún ser sobrenatural se comía al Sol o a la Luna. En náhualt, idioma de los mexicas, el Sol se llama Tonatiuh cualo, que literalmente es “comedura del Sol” (de tonatiuh, “sol” y cua, raíz del verbo “comer”), y el eclipse de Luna se dice Metztli cualo.

La reacción de la gente ante un eclipse era congruente con la creencia de que la luna o el Sol efectivamente eran comidos: si era de Luna las mujeres preñadas temían que así como la Luna era comida podía suceder con el niño que llevaban en el vientre y que nacería sin labios o sin nariz, o con algún otro defecto o malformación, y para impedir que eso pasara se ponían una navaja de obsidiana en la boca o sobre el vientre para defender al feto de la mala influencia del eclipse. También era creencia común que el niño que una preñada esperaba podía convertible en ratón por efecto del eclipse de luna y que eso pariría.

El “comimiento del Sol” podía ser más peligroso. Si era comido por completo, ya nunca mas alumbraría ni “haría su obra diaria”, como los mexicas acostumbraban decir; por lo tanto, al iniciarse un eclipse solar, toda la gente daba grandes gritos y hacia ruido, para ahuyentar al ser que se estaba comiendo al Sol. Esa forma de actuar era, por decirlo así, “pragmática”, había que espantar al comedor del Sol, pero era necesario complementarla con autosacrificios y con el sacrificios de víctimas apropiadas: los primeros consistían en punzarse las orejas con púas de maguey y pasar por la herida pajuelas o cordeles.

Para el segundo se sacrificaban seres humanos, pero no simplemente para “alimentar al Sol”, fin que tenían en general los sacrificios humanos, si no que se buscaban en especial hombres de “cabello blanco y caras blancas” -atributos del dios solar- a quienes sacrificar.
Durante estos eclipses venían a la tierra los Tzitzimime, seres sobrenaturales espantables y feroces que se comían a la gente, y era un gran temor que si el sol desapareciera definitivamente, estos personajes se enseñorearían del mundo y acabarían comiéndose a todos en medio de las tinieblas perpetuas.

Lo que sabemos de las creencias de otros pueblos en momento del contacto no es tan completo y detallado, pero siempre que se encuentra información sobre como entendían los antiguos mexicanos los eclipses, coincide en lo general con lo que acabamos de explicar.

El temor a Rahu

Los naturales del antiguo reino de Siam creían firmemente que el dios-demonio Rahu devoraba al Sol y que sólo el sacrificio de animales podía devolverle la luz. Este temor a Rahu y a la furia del dios-sol Surya persiste entre muchas comunidades campesinas del sur de Asia. En Egipto se pensaba que ocasionalmente la serpiente Arpep, gobernante del mundo subterráneo y amo de la muerte, atacaba y hundía el bote en el que navegaba entre los cielos el dios-sol Ra. Y para los chinos era el feroz ataque de enloquecidos perros que desgarraban al Sol y a la Luna.

kala_rahu_1
Entre los cakchiqueles de las montañas de Guatemala, el eclipse solar es mucho más peligroso que el lunar, porque en el primero espíritus diabólicos de toda clase salen de la profundidad de la tierra para atrapar a la gente. La primera obligación es dirigirse a las puntas de los cerros con todo tipo de artefactos capaces de producir ruido, desde tambores hasta cacharros, que golpean con palos. El ruido ayuda al Sol o a la Luna a evadir la muerte que les amenaza.
También a menudo los eclipses son considerados como de mal augurio o causantes de enfermedades, como en algunos lugares de América del Sur, donde todavía se piensa que un eclipse de Sol es señal de una próxima epidemia de viruela.

sharefacebook

Fuente:

libro “Guía para viajeros del cielo”, Germán Puerta Restrepo

astronomiamex

blogdemitologia

puceing

enplenitud

tornasol


Responses

  1. Interesante, por la parte esoterica los eclipses son un gran cambio en el mundo, este justo al ser uno largo no me puedo imaginar en que afectara a la gente.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: